Quiénes Somos
Hamkke
Volver
 

¿Por qué Hamkke?

Somos Hamkke (함께), en Coreano “JUNTOS”, una empresa donde cocreamos con nuestros clientes soluciones y herramientas a la medida para alcanzar los objetivos, fortaleciendo la organización por medio un modelo basado en la Estrategia y la gestión integral orientada a resultados que generen valor. Nuestro acompañamiento es Multidisciplinar con expertos y enfoque en los 4 macroprocesos estratégicos: 1. Estrategia Comercial: Acceso a Mercados (Nacionales e Internacionales) 2. Estrategia Financiera: Rentabilidad 3. Estrategia del Ser: Aprendizaje y Crecimiento 4. Estrategia de Operaciones: Productividad

Misión

Brindar asesoría confiable y de alta calidad, acompañando nuestros clientes a alcanzar los objetivos que se han propuesto y mejorar su rentabilidad, mediante la implementación de un modelo estratégico basado en un enfoque ético, de compromiso y sostenibilidad. Nuestra empresa trabaja con una metodología de gestión integral basada en resultados, hecha a la medida de cada cliente.

Cómo lo hacemos

Lo hacemos por medio de cuatro etapas: Identificación de Oportunidades - Cocreación de soluciones - Acompañamiento en la implementación - Recomendaciones para la sostenibilidad de la solución

Nuestros Valores

Experticia

Damos a nuestros clientes conocimiento y profesionalismo, con estándares internacionales.

Orientación a resultados

Trabajamos por resultados como principio vital. Acompañamos al cliente en la consecución de los objetivos acordados como equipo.

Inclusión y diversidad, el verdadero trabajo en equipo

Para Hamkke pensar diferente es ganancia para cada proyecto. Somos un equipo de alto rendimiento, adaptable y flexible. Hemos implementado protocolos donde la diversidad y la inclusión son prioridad.

Mente Global

Hamkke es consciente que la tecnología, el comercio y los equipos multiculturales permiten acceder a variedad de oportunidades, especialmente en la región Asia-Pacífico. Es por ello, que para HAMKKE la mentalidad global hace parte de su estrategia de generación de valor.

Ética y Responsabilidad Social

Estamos convencidos que maximizar las utilidades no significa sacrificar la ética y responsabilidad social de una empresa, son más bien las mejores herramientas para un crecimiento sostenible. En HAMKKE todos nuestros procesos de decisiones se realizan bajo los más altos estándares éticos para hacer de esto un hábito corporativo. Diseñamos y ejecutamos la mejor hoja de ruta que permita resultados sostenibles.

Incentivos a la inversión: balanceando beneficios vs recaudo

Por: Maritza Roldán - Hamkke Consulting


En términos generales puede decirse que los incentivos tributarios constituyen instrumentos por medio de los cuales se busca afectar el comportamiento de los actores económicos a un costo fiscal limitado.

Entre los objetivos habituales que suelen perseguirse se encuentran, además del aumento de la inversión, el desarrollo de regiones atrasadas, la promoción de exportaciones, la industrialización, la generación de empleo, el cuidado del medio ambiente, la transferencia de tecnología, la diversificación de la estructura económica y la formación de capital humano[1].

La inversión privada también puede aumentar los ingresos por persona/familia, generar oportunidades para proveedores locales, aumentar ingresos tributarios y/o regalías y mejorar la imagen del territorio– que a su vez aumenta el atractivo para otros potenciales inversionistas

Es importante en todo caso que los objetivos que los gobernantes establezcan sean explícitos, de manera tal que se pueda medir su efectividad en términos de costos para el resto de la sociedad.

Los incentivos tributarios pueden tomar diferentes formas:

Inversión vs Recaudo

Sin embargo es importante ser eficaces en la combinación de exenciones versus el recaudo fiscal esperado para poder hacer las inversiones sociales públicas que precisa el territorio. Cuando los ingresos tributarios son bajos, es necesario usar los incentivos para motivar la llegada de nueva inversión o la reinversión local, pero con objetivos de desarrollo económico claros, respondiendo a preguntas como:

balance decisiones

Algunas estimaciones realizadas por la OMC muestran como en Centroamérica, por ejemplo, se visualizan claramente la magnitud de los incentivos vs el costo de oportunidad de la inversión que no se ejecutó.

Es necesario pues ser creativos a la hora de diseñar incentivos y rigurosos al buscar sus vínculos con una estrategia nacional de desarrollo”

Reglas Claras

Cuando se define una política pública hay que ser muy consistentes con el fin de tener las reglas claras para los inversionistas. La estabilidad jurídica y la minimización del riesgo o incertidumbre, puede fácilmente poner a tambalear una decisión de inversión.

Algunos ejemplos de incentivos en países asiáticos

Corea destina fondos de subvención I+D con el fin de volverlos algunos sectores de clase mundial y estimular las exportaciones con productos de mayor valor.

Singapur, siendo una ciudad – Estado, cuenta con unos de los sistemas de fomento a las inversiones más completa, usando un énfasis sectorial (ej. transporte aéreo y marítimo,) y para actividades altamente especializadas basadas en I+D (ej. Investigación, desarrollo y gestión de propiedad intelectual desde Singapur)

Además ha desarrollado servicios financieros cada vez más sofisticados (incentivos a fondos de capital de riesgo, intermediarios del mercado de capitales, entre otros)

China da fuertes incentivos a la inversión en el occidente del país (región menos desarrollada). Los sectores propensos a recibir los mejores beneficios tienen que relacionarse con agricultura, protección del medio ambiente y energía renovable.

También cuentan con esquemas de apoyo para las empresas que realicen investigación y desarrollo, permitan la transferencia tecnológica, o haga vinculaciones tecnológicas con empresas locales.

Conclusiones

Los incentivos a la inversión deben responder a un plan de desarrollo y por lo tanto primar las actividades y sectores que mejor responden al plan, y a su Plan de Ordenamiento Territorial (POT). Esta es una buena época para que los Gobernantes que resulten electos, tengan en cuenta en sus planes el mejor uso de los incentivos.

En algunos territorios, donde el sector primario es el predominante (muchos en Latinoamérica), estos incentivos deben equilibrar la economía extractiva con el mejoramiento de un sector productivo local, con mejores destrezas laborales, llevando las oportunidades al territorio y evitando la presión demográfica a otras ciudades, aumentando el ingreso y calidad de vida de los habitantes de los municipios.

Los incentivos deben además mirar estratégicamente el sector servicios, que permite aprovechar la mano de obra, el talento y conocimiento local, aprovechando el desarrollo de las TICs y la nueva tendencia del teletrabajo, prácticamente posible desde cualquier lugar del planeta.

Como se ve en el artículo, existen varias variables que pueden conjugarse para hacer efectiva la promoción de inversión, no simplemente las exenciones.

Existen también descuentos en impuestos nacionales que se pueden aprovechar mejor en la región. Por ejemplo la Ley 1450. Allí se establece la deducción de 175% de las inversiones en proyectos de investigación con alto contenido tecnológico, científico o de innovación. También los descuentos en renta para empresas que emplean poblaciones objetivo como menores de 28 años, desplazados, discapacitados, reintegrados, entre otros.

Recomendamos especialmente tener en cuenta la promoción sectorial, acorde a las ventajas del territorio a intervenir, y no realizar las exenciones a todo el público empresarial, porque podría perjudicar notablemente el recaudo. También aprovechar los instrumentos para fomentar el asentamiento de empresas de acuerdo al POT.

Finalmente, pero no menos importante la articulación y participación de las entidades públicas, empresariales y expertos es prioritaria, con el fin de estructurar una estrategia integral para atraer inversión de calidad, sin sacrificar en grandes proporciones el recaudo.

Balance politica publica recaudo

Hamkke Consulting, desde su línea estratégica “Asesoría a Gobiernos e Instituciones” ofrece

#Hamkkeestrategiaintegral

 

 

[1] “Inversión, incentivos fiscales y gastos tributarios en América Latina”. Jiménez y Podestá. CEPAL, marzo 2009.

Categories