Quiénes Somos
Hamkke
Volver
 

¿Por qué Hamkke?

Somos Hamkke (함께), en Coreano “JUNTOS”, una empresa donde cocreamos con nuestros clientes soluciones y herramientas a la medida para alcanzar los objetivos, fortaleciendo la organización por medio un modelo basado en la Estrategia y la gestión integral orientada a resultados que generen valor. Nuestro acompañamiento es Multidisciplinar con expertos y enfoque en los 4 macroprocesos estratégicos: 1. Estrategia Comercial: Acceso a Mercados (Nacionales e Internacionales) 2. Estrategia Financiera: Rentabilidad 3. Estrategia del Ser: Aprendizaje y Crecimiento 4. Estrategia de Operaciones: Productividad

Misión

Brindar asesoría confiable y de alta calidad, acompañando nuestros clientes a alcanzar los objetivos que se han propuesto y mejorar su rentabilidad, mediante la implementación de un modelo estratégico basado en un enfoque ético, de compromiso y sostenibilidad. Nuestra empresa trabaja con una metodología de gestión integral basada en resultados, hecha a la medida de cada cliente.

Cómo lo hacemos

Lo hacemos por medio de cuatro etapas: Identificación de Oportunidades - Cocreación de soluciones - Acompañamiento en la implementación - Recomendaciones para la sostenibilidad de la solución

Nuestros Valores

Experticia

Damos a nuestros clientes conocimiento y profesionalismo, con estándares internacionales.

Orientación a resultados

Trabajamos por resultados como principio vital. Acompañamos al cliente en la consecución de los objetivos acordados como equipo.

Inclusión y diversidad, el verdadero trabajo en equipo

Para Hamkke pensar diferente es ganancia para cada proyecto. Somos un equipo de alto rendimiento, adaptable y flexible. Hemos implementado protocolos donde la diversidad y la inclusión son prioridad.

Mente Global

Hamkke es consciente que la tecnología, el comercio y los equipos multiculturales permiten acceder a variedad de oportunidades, especialmente en la región Asia-Pacífico. Es por ello, que para HAMKKE la mentalidad global hace parte de su estrategia de generación de valor.

Ética y Responsabilidad Social

Estamos convencidos que maximizar las utilidades no significa sacrificar la ética y responsabilidad social de una empresa, son más bien las mejores herramientas para un crecimiento sostenible. En HAMKKE todos nuestros procesos de decisiones se realizan bajo los más altos estándares éticos para hacer de esto un hábito corporativo. Diseñamos y ejecutamos la mejor hoja de ruta que permita resultados sostenibles.

De encadenamientos productivos a inserción global.

Por: Miguel Carrillo Naranjo - Hamkke Consulting


Colombia por muchos años dependió en gran proporción de sus socios comerciales regionales, Venezuela y Ecuador. Luego de un despertar económico iniciando el siglo XXI, la estrategia del gobierno para insertar su economía al mundo se ha basado en la negociación de acuerdos comerciales bilaterales, con el fin de ampliar su oferta exportable y depender cada vez menos de sus socios naturales, los cuales han ido reduciendo ostensiblemente sus compras a Colombia.

Actualmente Colombia tiene 13 Tratados de Libre Comercio vigentes entre bilaterales y multilaterales, que no necesariamente son los responsables del cambio en los socios comerciales excepto el caso de Estados Unidos, pues países como China e India no tienen TLC vigente con Colombia, pero han estado entre los principales destinos de exportación del país. De acuerdo al Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), de Enero a Noviembre de 2014 las exportaciones disminuyeron 4,7% con respecto al periodo del año anterior, principalmente por la caída de las industrias extractivas (petróleos, sus derivados, y oro entre otros) que han sido las materias primas boom de la ultima década.

Los Encadenamientos Productivos de valor describen todas las actividades que son necesarias para llevar un bien o servicio desde su concepción, a través de las fases intermedias de producción, hasta llevarlo al consumidor final,[1] buscando realizar sinergias entre los distintos actores de un proceso productivo para ganar competitividad en los mercados.

Desde Hamkke vemos como Colombia tiene todo el potencial para que paralelamente esté evolucionando su aparato productivo. El sector agrícola tiene un potencial inmenso, de aproximadamente Veintidós millones de hectáreas con vocación agrícola sólo se utilizan aproximadamente cinco, y su viabilidad de inmersarse en cadenas globales de valor es enorme.

Así mismo en muchos sectores de su aparato productivo existen ventajas competitivas que no se aprovechan estratégicamente para potencializarlas, y si se siguen gastando recursos en sectores en los cuales otros países nos llevan años luz, se seguirá perdiendo tiempo y creando obstáculos. Por ejemplo el caso del sector automotriz, donde se sigue tratando de convencer a productores asiáticos para que abran plantas en Colombia cuando México nos lleva años luz en productividad y competitividad en este sector, el cual atrae como imán a grandes marcas mundiales producto de décadas perfeccionando sus encadenamientos en este sector y convirtiéndose en una de las plataformas de exportación mas rentables del planeta. De acuerdo a cifras del 2012 la producción total supero 2.8 millones de unidades, y se exportó el 83.4%[2].

En Hamkke estamos convencidos de que el arte de construir encadenamientos productivos no debe ser macro ni creer que se pueden calcar modelos de otros países, como en el expuesto anteriormente. Pero sí se puede ser estratégico, segmentar por regiones, y buscar inmersarse en esa gran cadena de valor, buscando aprovechar los Tratados de Libre Comercio que ha suscrito el país.

Dado que nos movemos en una economía global, desde el nacimiento de estos encadenamientos a nivel local se debe pensar en ellos como parte de cadenas globales que cumplan con estándares internacionales. Cualquier empresa ancla o empresa nacional ya está mirando estos mercados y exigirá para la inserción de cualquier MIPYME o nuevo actor en la cadena, el cumplimiento de estos estándares.

Estructurar encadenamientos globales de valor deben también servir para atraer Inversión Extranjera Directa (IED), aprovechando el buen clima de inversión que ha logrado Colombia en los últimos años, y su estrategia de marca país por el mundo entero.

En Hamkke diseñamos los proyectos que pretenden crear y fortalecer encadenamientos productivos cimentados en tres grandes bases como son:

 

Mejoramiento del acceso a mercados nacionales e internacionales: Desarrollar reformas con una perspectiva integral, desde las políticas publicas, logística y transporte, implementación de TICs, sistemas de calidad, explorar cadenas de valor nacionales, e internacionales empezando por las regionales, entre otros.

Fortalecimiento de capacidades tácitas de innovación y emprendimiento: Capacitación, I+D, sinergias con centros de innovación y universidades, promoción y fomento de PYMES, creación y apoyo a clústeres, entre otros.

Acceso al financiamiento: Buscar favorecer la inclusión financiera para las PYMES, las opciones de recursos estatales e inversionistas, entre otros.

La región de Asia Pacífico es un gran ejemplo de cómo se ha logrado el desarrollo de varios países a través de la inmersión en cadenas globales de valor, hoy somos testigos de ese gran “Asian Bowl” que mueve desde los países de la región mas grandes y prósperos , hasta los mas pequeños y subdesarrollados. Gracias al conocimiento de Hamkke de estos desarrollos, nos enfocamos en que el análisis previo para los encadenamientos productivos se conciba pensado desde la cadena global de valor a la que se quiere pertenecer diseñando una estrategia hecha a la medida para lograrlo.

[1] CEPAL

[2] Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (2013)

Categories