Entornos VUCA, competencias y estrategia de internacionalización

contenedores banderas
Actualmente nos enfrentamos como tomadores de decisiones a entornos que nos retan como organización para poder darles respuesta. Las nuevas cualidades del mundo VUCA, acrónimo inicialmente usado por los militares en Estados Unidos, se aplica perfectamente al mundo de los negocios que buscan expansión internacional. 

Volátil, Incierto (Uncertainty), Complejo y Ambigüo… ¿les suena?  

El análisis de entorno en paralelo al interno es el primero paso para el desarrollo de cualquier estrategia. La organización que no sea proactiva para responder y se quede pasiva, reactiva… se extingue. Lo vivimos especialmente en el último año, y cerramos con broche de oro en el primer trimestre del 2021.  

En este artículo quisiéramos reflexionar sobre dos temas fundamentales para el desarrollo de la estrategia de internacionalización: desarrollo de competencias e innovación. 

Frente al mundo VUCA, existen algunas competencias fundamentales tanto técnicas como adaptativas que debemos identificar y desarrollar de forma inminente en nuestra organización. 

Para un mercado y consumidor Volátil, que tiene amplios rangos de variación, nuestra organización debe tener capacidad de adaptación, flexibilidad, visión 360 y respuestas en tiempo real. 

La incertidumbre (Uncertainty), esa dificultad de acertar frente el futuro, nos lleva a plantear varias alternativas al mismo tiempo. Un solo plan no es suficiente. Adicionalmente, debemos crear relaciones de valor y entender que el mundo ya es colaborativo. Las decisiones “data driven” toman más relevancia que nunca. Incluso trabajar con tus competidores para conquistar un nuevo mercado internacional podría ser una opción.  

Complejo se refiere al aumento exponencial de información disponible que hace que los parámetros de la toma de decisiones sean más complicados. Y la capacidad que debemos incorporar es poder absorber esa información y conocimiento y hacerla “usable” en la organización. 

Y ante lo Ambigüo, esa coexistencia de datos contradictorios para poder decidir, la planeación y las metodologías ágiles, así como modelos escalables, testeables parecen las adecuadas, como el design thinking. 

Estas competencias parecen converger en un proceso que quizás es familiar para todos, pero aún difícil de hacer parte de nuestra organización: la innovación. Y hablamos de ella no como una gran inversión en I+D+i, sino como aquella capacidad de generar ideas frente a los focos elegidos estratégicamente para solucionar algún problema/necesidad que los procesos tradicionales de nuestra empresa no han podido resolver o para incorporar buenas prácticas, referentes o ideas a la empresa. Recordemos que la idea es sólo una parte de la innovación (algunos autores dicen que 10%, otros 1%). Lo importante es la ejecución, llevándonos a un resultado de valor. Ejecutar es según nuestra experiencia, la cualidad del líder que exige mayor disciplina y constancia.  

Una de las innovaciones más pertinentes en este ambiente VUCA es la transformación digital, que combinado con una de mercado puede ser un camino eficiente para las empresas que buscan internacionalizarse, pues trae entre otros los siguientes elementos a nuestra cadena de valor: 

Posibilita la toma las decisiones en análisis de datos en tiempo reales, data driven, análisis de BIG DATA, incorporación de herramientas como Inteligencia Artificial (AI). Esta información actualizada, permite por ejemplo, realizar la selección de mercados internacionales de manera más asertiva y pivotear la estrategia de ser necesario. Recordemos que frente a la Vigilancia estratégica, del cual hacer parte la inteligencia comercial, este elemento es crucial.  


Permite Incorporar como innovación de proceso canales digitales que antes no hacían parte de nuestro modelo de distribución, facilitando las transacciones de bienes y servicios, así como transferencias, e interacciones con nuestro consumidor final de manera ágil, eliminando posiblemente intermediarios que teníamos anteriormente y haciendo más eficiente la estructura de costos. 


Habilita la posibilidad de participar en entornos colaborativos internacionales, como los Ecosistemas globales, de los cuales podemos acceder a nuevos conocimientos, buenas prácticas, referencias y generar aliados tanto para internacionalizar nuestro producto o servicio.  

Entornos VUCA, competencias y estrategia…. Componentes que impactan las empresas tanto de manera local como global. Es por esto que desde Hamkke Consulting recomendamos que las estrategias de internacionalización deriven en planes ambiciosos pero escalables en el tiempo, por horizontes y con información de calidad y verificada junto con herramientas que permitan disminuir el riesgo de las decisiones. Y en paralelo desarrollar las capacidades internas para asumir exitosamente la conquista de mercados internacionales.  

Sharing is caring!

%d bloggers like this: